martes, 1 de septiembre de 2015

Todo por un libro que sortea "@almaprendida"

No sé si debo disculparme porque el blog es mío y en teoría lo debo actualizar cuando yo lo crea conveniente, aunque claro teniendo en cuenta las indicaciones que hacen los expertos así no voy a ganar seguidores ni a la de tres, no obstante por si alguien lo lee, por si alguno se cuestiona porque mis entradas son tan distantes unas de otras os pido disculpas y asunto zanjado.

Bien podría decir que he estado inmersa en un gran proyecto o que motivos personales me han tenido tan absorbida que me ha sido imposible ir contando os poco a poco que me traía entre manos, pero ¡no! No lo voy a decir porque os estaría mintiendo vilmente. El único motivo es la "Vaguería que me he gastado de unos meses para acá.

Contar podía haber contaros mil cosas porque entre la imaginación que me gasto y lo fácil que nos lo ponen diariamente... algo hubiera sacado, pero dar al botón de encender del portátil costaba tanto... En fin espero que sepáis comprenderlo. Yo intentaré compensaros con...visitas a restaurantes, libros leídos, o historias inventadas, ve tu a saber, pero sobre todo intentaré vencer esta pereza que me atrapa y me impide tener mi escondite actualizado.

Realizada la excusa ahora debo de explicar por qué empezar así de esta manera y no con un "He vuelto" como diría "El barrio", que por cierto calentita me tiene... que no, hombre que no, que no se puede salir a un concierto, cantar tres canciones y marcharse por donde ha venido, porque caen gotas del cielo, sin dar margen a que la lluvia cesara. 
(Mira yo, Selu, meses sin escribir una entrada y excusa manifiesta... a ver si aprendes, que te tenía por un caballero)

A lo que iba, que me despisto y...¡no puede ser!

Llevaba yo tiempo pensando que debería retomar el blog y había hecho yo un pronóstico de fechas y programado unas entradas que podían resultar interesantes pero llego ella. ¿qué, quién? @almaprendida y se debió de levantar de siesta juguetona y le dio por hacer un juego en facebook de voy a poner unas pistas y el que acierte tiene puntos extras en el sorteo de tres ejemplares del mismo libro que voy hacer en mi blog por mi cumpleaños. ¡Hale! Marychaves que estaba ociosa, viendo como se consumía su último día de vacaciones sin poder evitar la vuelta al trabajo con una justificación creíble, que las alargará un día más, allá que va y se pone a jugar...

Que si es un libro que me gusta mucho, que si no se ha publicado, que de qué libro se trata... facebook va, facebook viene; resuelto el enigma, @almaprendida publica la entrada en su  blog con los puntos extra  que se pueden obtener, me pongo a leer y...¡Halehop! Cinco puntos extra por poner un banner del sorteo, yo pensé: ¡Va! si solo es un banner, hago un copy - paste y cinco puntitos extra.. y a seguir jugando porque a mi ese libro me atrae y con el juego me lo estoy pasando genial. Por cierto, no os he dicho de que libro se trata, es  "Cuentas pendientes"  novela negra española, de "Susana Hernández" ¡ni más ni menos!; sigo leyendo y cinco puntos por hacer una entrada en tu blog sobre el tema del concurso.


¿What? ¿Perdona? pero si es mi último día de vacaciones, ¿una entrada? ¿Y cómo digo que he estado muy vaga? ¿Y..?

En fin... que podía haberlo obviado o podía haber tirado la toalla pero... los que somos lectores y niños, sabemos que estas cosas molan "cantidubi", que lo importante es participar y pasar un buen rato intentando conseguir ese ejemplar firmado, que si no me toca no pasa nada, lo leeré igual e incluso haré una entrada algo más formal pero que si tengo suerte, saltaré de alegría como una niña y os lo contaré en una segunda entrada. Me encanta haber vuelto a mi escondite así: por un libro, ¿no es bonito?
Pasión lectora, lo llaman ;-)

martes, 24 de febrero de 2015

Soy Nubeteca

Mis padres siempre supieron que tenían una hija que pasaba gran parte de su tiempo en las nubes, aunque le dieron la importancia justa, sólo se preocupaban cuando algún maestro o profesor les hacía llamar para comentárselo, a lo que respondían con asentimientos de cabeza hacia ellos y...caras y palabras serias para mi, devolviendo me al mundo real durante unos días, pero...tampoco muchos.

La verdad es que siempre he pensado que en las nubes se esta maravillosamente bien, así que cuando me llamaron de la biblioteca de mi ciudad para ver si quería formar parte de un proyecto en la nube en el que se conjugaba lectura y red paralelamente y que parecía que me daban licencia para estar en las nubes de manera oficial, acepté participar en esta aventura sin dudarlo y me convertí en un "conejillo de indias" de los laboratorios bibliotecarios de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez (FGSR), dando así mis primeros pasos como tuitera, y creo...que "nubeteca", no me quisiera equivocar.

Esta aceptación sin condiciones a estas aventuras "lectoras" o "culturales", supongo que es una mera consecuencia de pertenecer a una de las muchas generaciones que la FGSR acunó durante años como bien dice Liacice. Junto a ella y unos cuantos más a través del proyecto "Territorio Ebook" participamos en un "Club de Lectura en la Nube", que fue la antesala de lo que hoy os presento: Nubeteca. En ese club leímos el libro "Niños Feroces" de Lorenzo Silva y fue ahí donde empezamos a descubrir en qué consistía la lectura enriquecida, lo interesante y entretenido que resultaba compartir a través de twitter con el hashtag #NiñosFeroces nuestros comentarios, opiniones y lo necesaria que es en los clubes de lectura la dinamización, ya que es la que le da ese punto atractivo y la que lo hace si cabe más divertida. Vivimos un encuentro por Skype con el autor y nuestros ángeles de la guarda de la FGSR nos ayudaron hasta la saciedad a utilizar tanto los dispositivos digitales como las redes sociales. 
No cabe duda, lo digital parece imponerse y la biblioteca ve perder en el horizonte del futuro su papel principal: "el préstamo de libros". Había que reinventarse, encontrar una utilidad a las mismas. Sorprender y hacer entender que siguen siendo necesarias. Creo...que cuando acabéis de leer esta entrada os daréis cuenta que el reto se ha conseguido.

Parecía haber dejado olvidado en mi memoria que pertenecí al club de #NiñosFeroces, cuando una mañana un número larguísimo de teléfono se asomó a la pantalla de mi movil y le hizo sonar:

- Marycheivis: ¿Siii...? (Con cierto recelo)
- FGSR: Buenos Días, Marycheivis!! Soy ...
- Marycheivis: Ah! Sí, dime...
- FGSR: ¿Quiéres ser "Nubeteca?
- Marycheivis: ¿Perdonaaaa? 
- FGSR: Si! que si te quieres unir a "un no lugar dentro de la nube para visitar muchos lugares en una única butaca" Ay, Vente...! y te lo contamos "in situ" ¿Cuento contigo, no?
- Marycheivis: ...Uuuum, Ah¡ Vale! Nos vemos..., Hasta luego
- FGSR: Adiooos.
(pi, pi, pi)

Y....otra vez que no me pude negar. Allá que me fui a ver qué era eso de la "Nubeteca". Sin darnos, a penas cuenta, nos convertimos en nubetecos; Nos habíamos ido sumergiendo, sin miedo, en las nuevas tecnologías y en el mundo digital.Una gran pantalla y cuatro mandos a distancia ponia a nuestra disposición en la biblioteca, entendida como espacio fisico, un gran número de plataformas digitales con diferentes contenidos: música, cine, libros, prensa.. Debo nombrar empresas como 24symbols y OdiloTID  que dieron su apoyo inicialmente, apostando por la innovación y convirtiéndose en participes de la Nubeteca la cuál ya no sólo era virtual si no también real.




Pronto llegó el momento de abrir las fronteras que no tiene la nube (internet) y de sacar a la luz meses de trabajo que no se habían visto. Un nuevo club de lectura se ponía en marcha. "Nube de Lagrimas" donde participamos lectores de siete bibliotecas diferentes (seis pertenecientes a la provincia de Badajoz y la nuestra) haciendo extensivo de esta manera el proyecto. La investigación volvía a ponerse en marcha. La tecnología, la lectura y la cultura se aunaban de nuevo y se hacían fuertes ante los grandes cambios que se avecinaban. El cometido de los lectores era probar diferentes dispositivos digitales, contar o no con ayuda ante plataformas digitales de lectura, tener o no contacto con el escritor, etc. 

En esta ocasión leímos "Lagrimas en la lluvia" de Rosa Montero, con la que pudimos compartir mesa y mantel en nuestra visita a la Feria del Libro 2013 de Madrid. ¡Fue todo un privilegio! (Claro que...merecido lo teníamos algunos. Los investigadores nos hicieron pasar las de Cain, negándonos cualquier ayuda ante el nuevo proyecto...Toda una aventura, os lo puedo asegurar :D, corramos un tupido velo :D :D :D )

Andanza tras andanza llegó el día de presentarlo verdaderamente en sociedad, de contarlo. El lugar elegido: En el FEVAL de Don Benito (Badajoz) y yo ante la invitación de asistir a su puesta en escena, como suponéis: ¡No me negué! El madrugón para llegar a tiempo fue importante, sin embargo a pesar del sueño, en el autobús se respiraba alegría, emoción, ilusión y por qué no, también nervios.
Después de cuatro horas aparecimos allí. Nuestros chicos de la FGSR incluido el "dire" corrían por los pasillos, sin tiempo que perder, Algo más de setecientas personas aguardaban curiosas por descubrir que se escondía detrás de la dichosa "palabrita".
En la recepción Spasmo Teatro representaban las "Edades del libro". Accedimos al auditorio, nos colocaron en el escenario, como alumnos aventajados y el acto comenzó a desarrollarse armónicamente, primero la bienvenida por parte de las autoridades, luego los conocedores e instigadores de la misma nos la dieron a conocer; entre unos y otros, de nuevo "Spasmo Teatro", los encargados de dibujar las risas en las caras; Carmen Posadas y Luis Landero, dieron el pistoletazo de salida a este gran proyecto, cerrando el acto Antonio Basanta y así pasó la mañana en la que supimos que la Nubeteca pretende dar un nuevo sentido a las bibliotecas, quiere ser la biblioteca del futuro.Su objetivo es que sea el libro el que busque al lector. Una visión completamente diferente a la anterior, pero no por ello, menos válida. A partir de ahora, la lectura y la escritura dejarán de ser actividades que se hagan en soledad. Con la nubeteca compartiremos contenidos, opiniones e incluso comentaremos con los escritores dudas sobre sus obras, todo estará al alcance de todos. 

Siento gran satisfacción de haber vivido esta experiencia desde que fue idea, de haber sido co-partícipe. ¿Os animáis a ser Nubetecos? Si es así, sean ustedes bienvenidos 



Nota al margen: perdonad la extensión y el número de enlaces pero es el resumen de tres años de trabajo de un gran equipo. El equipo de la FGSR. 
Nota al margen 2: Si queréis saber más sólo tenéis que seguir el hashtag #Nubeteca






lunes, 16 de febrero de 2015

Carta de Mamá a Papá por San Valentín


Hoy, y dadas las fechas que son, os traigo una carta que mi madre ha escrito a mi padre por el día de San Valentin. La presentó en un concurso de Poemas y Cartas de Amor de una conocida cafetería de nuestra ciudad y cuando me la leyó le comenté que la subiría al blog. Creo que se merece un hueco en este escondite no por el contenido, que también, si no por la valentía de presentarse al concurso. Ella tiene setenta y dos años, fue al cole sólo hasta los diez que la pusieron a trabajar, cuando era pequeña se escondía para leer novelas de Corin Tellado y similares, luego con el tiempo se animó a cursar Eduación General Básica o Graduado Escolar en un Centro para Adultos y lo sacó, y hoy por mantener su afán de superación cada día le hago un hueco. Espero que os guste.




En ...... a 14 de febrero de 2015.

Cariño:

Para el día de San Valentín hace tres años y veintinueve días que te fuiste de mi lado, y no sabes qué difícil es vivir sin compartir la vida con la persona que yo había elegido.
Allá por los años setenta la gente se casaba mucho más jóvenes de lo que lo hicimos tú y yo.

Cuántas veces tuve que escuchar aquello de…pues ¡anda!, que no eres escogida, te van a tener que hacer el novio a la medida. Y…. ¡vaya, si me lo hicieron! ¡Ya lo creo que sí! Tan a la medida, que era lo que necesitaba para que nuestras vidas se acoplaran…Pienso que algo tendría que ver la profesión que perfectamente desempeñabas para tener siempre un metro cerca de ti.

Encontré en ti: Seguridad, haciendo la vida más fácil a mí y a quién estaba cerca de ti. Las personas como tú, cariño, maestras de la vida, saben dar calor en los momentos más fríos. Risas en las situaciones más tristes y tantas cosas más como amor, armonía, equilibrio, delicadeza, dulzura, sensatez, y además lo administrabas como aquél que tiene una hacienda y para que no decaiga va soltando amarras con la justa medida y en el momento adecuado.

Aquí….aquí todo sigue igual; Vamos encajando la vida de la mejor manera posible, siempre echándote de menos. Te tuviste que marchar para darnos cuenta lo  mucho que se te quería en la ciudad, algo que no acabaremos de agradecer nunca.



Besos de tu gacela. Siempre tuya.


jueves, 12 de febrero de 2015

COCIDO A FUEGO LENTO

No hay nada más satisfactorio para aquellos que valoramos la amistad que pasar un fin de semana con los amigos de siempre, a los que la rutina y la vida ya no te deja disfrutar a diario pero que la misma que te aleja de ellos te compensa con la posibilidad de disfrutar unos de otros haciendo quedadas sin reloj de diferentes formas y maneras, como el que os traigo hoy a mi escondite, un encuentro anual, que empieza a ser tradicional en una casa rural. 


Este año nos fuimos a Mombeltrán, villa castellana situada en la provincia de Ávila, de la que hablaré en otra entrada con mas detalle y os mostraré las fotos de su castillo.

El encuentro lleva su pequeño esfuerzo en preparación: coordinar agendas, decidir lugar, momento, y...¡comidas!.Este año rodeados de unas cañas, decidimos que era hora de cambiar la tradicional paella por un cocido; idea bien acogida por todos pero...¿quién se atrevía a hacer un cocido tradicional para tantos? Me ofrecí voluntaria a probar, a pesar de confirmarles que sería mi primer cocido, pero confiando en que mi madre me daría todo tipo de detalles, en la ayuda que tendría por parte de alguno de mis amigos, supe que saldría bien y vaya si salió.

Ha sido una experiencia muy satisfactoria porque he intercambiado conversaciones con mi madre de "cómo hay que..," "no se te olvide llevar.." y eso no hace más que unir y acrecentar la relación materno - filial; por otra parte, es gratificador proponerte pequeños retos, sacarlos adelante y compartir el disfrute que proporciona: Ir haciéndole poco a poco, con paciencia; Ver cómo por la casa se iba respirando el aroma que invitaba a acercarte y asomarte al puchero; Conversaciones fugaces al lado del mismo. En fin, pequeñas ráfagas de felicidad que quedan en la memoria en el apartado de "buenos momentos"

La noche antes dejé los garbanzos de clase "pedrosillano", caracterizados por ser más pequeños y finos que el castellano, en remojo con agua caliente y una cucharada de sal gorda. Os diré que el agua debe de estar a una temperatura que se aguante con la mano, esto evitará que no nos queden ásperos después de la cocción.

El sábado, a una hora relativamente temprana y al son de las voces de los más pequeños, me desperté y después de dar los buenos días a los madrugadores papás y de poner la cafetera, me puse "manos en la masa"

Cogí el puchero de cerámica rojo de la abuela y que había llevado a la casa para tal fin y eché agua de manera generosa; intentando que el agua tuviera la misma temperatura que cuando llené el recipiente para poner los garbanzos a remojo.
Mientras cuidaba la cafetera, pelé y corte en trozos relativamente grandes un par de patatas de tamaño medio; son las encargadas de poner el caldo blanco.
Desagüe los garbanzos y los puse en cocción con las patatas y junto a los huesos: caña, rodilla y jamón, espinazo y trocito de tocino añejo.
Para que todo quede en su punto es imprescindible que se mantenga la misma temperatura; lo ideal es cocción media. De ahí que se hable de hacerle a fuego lento.

Hecho esto me puse a desayunar y charlar tranquilamente con mis amigos.
Al cabo de un rato uno de mis amigos "el ayudante" y yo, empezamos a preparar la carne de morcillo, a limpiar la gallina y los pies de cerdo.
Cuando los garbanzos llevaban hora y media cociendo empezamos a añadir cada tres cuartos de hora, más o menos el resto de ingredientes; primero el pie, luego la gallina, seguidamente la carne de morcillo y finalmente el tocino.
Mientras íbamos desengrasando el caldo con una espumadera y también sacando para dejar hueco a lo que íbamos añadiendo. El aspecto empezaba a ser verdaderamente atrayente. 

¡Ya sólo quedaba esperar! 
Era el momento de tomar una cerveza y un pequeño aperitivo, parecía que habíamos salido para adelante con el reto. 
Lo último que añadimos fue el relleno.
A decir verdad, no dejamos de vigilar en ningún momento. Intentando mantener siempre en el mismo grado de cocción. 
Después de cuatro horas y media con plena dedicación pudimos servir la sopa, apartar la vianda y sentarnos a comer acompañados de una botella de Protos, que le dio el toque final. 






Fue un gran día y un buen fin de semana.
¡Qué aproveche! Y...disfrútenlo si se animan a compartir este suculento plato con los suyos.

domingo, 25 de enero de 2015

Viaje a Granada (III) #LiaAndCheivisenGraná y la ramita de Romero

Hemos visitado la catedral de Granada y en ella Liacice y la que suscribe buscaron la Capilla Real, por que a ver...si la Capilla Real está en la Catedral de Granada, no entendíamos que no hubiera puerta de acceso, y aunque tecnológicas, somos de pueblo y claro venga a buscar y a buscar hasta que nos convencimos que por dentro no se accedía, que nos costó un rato, y vosotros diréis que cabezotas estas chicas, pues no..., no del todo, sólo un poco, que es que en nuestra capital de provincia, Salamanca, con dos catedrales unidas, dos repito, de una se accede a la otra, pagando es verdad pero se accede y eso era lo que no nos cuadraba. 

En fin que salimos de allí comentando lo maravillosa que era, y lo bien que nos sentíamos en Granada desde que llevábamos y preguntándonos por donde se accedería y bla, bla, bla ..., porque nosotras si algo teníamos claro es que no nos íbamos sin visitar a nuestros Reyes Católicos, entre otros menesteres, y en esta tesitura nos vimos asaltadas por unas gitanas lectoras del futuro, pero cuando nos dimos cuenta que nos estaban leyendo el futuro ya llevaban media mano leída ¡qué destreza! ¡qué habilidad! yo miraba a Liacice, Liacice me miraba a mi, pero...ya no teníamos escapatoria así que nos pusimos a atender que nuestro futuro nos preocupa ¡y mucho! y según como se está poniendo la cosita ¡más! Menos mal que nos va a ir bien, muy muy bien ¡puedo estar tranquila! porque no se vive igual ¿eh? Os lo digo yo...

Yo a mi gitana antes de pagarle la voluntad y de que me diera mi ramita de romero le dije que como no se cumpliera lo leído, volvería a reclamar en el plazo máximo de un año y en eso quedamos, a ver si mi dicha se retrasa y su lectura no entra en garantía. No os voy hablar de la voluntad, que es lo que piden pero si que no cogen monedas porque dan mala suerte, así que amigos, si vais por allí ¡suerte! 
¡Ah! y...mucho ojo con saltaros un paso del ritual que hay que hacer con la ramita de romero, que es determinante para que lo que te han predicho salga al pie de la letra.

Con nuestro futuro leído y claro, encontramos el acceso a la Capilla Real y a su museo y yo no sé si es porque soy castellana pero a mi me encantó y disfruté plenamente de la riqueza artística que alberga: Tres estilos (gótico, renacentista y barroco) que podemos contemplar y admirar en su arquitectura, escultura, pintura, orfebrería, tejidos...

Y así atardeció en Granada, pero como era algo pronto para cenar (teniendo en cuenta las horas a las que habíamos comido), decidimos que el mejor plan era subir al mirador de San Nicolás, que está en el Albaicin, un barrio mágico de Granada desde el cual se divisa La Alhambra. Llegamos algo tarde para ver atardecer, que es lo aconsejable, pero observarla desde allí en cualquier momento del día es impresionante. Ella es majestuosa, maravillosa...El mirador tiene tales vistas que no te cansas de perder tu mirada en el horizonte y chocar con la Alhambra. Te atrapa por completo.


El barrio del Albaicin lo volvimos a visitar la mañana antes de regresar a nuestro origen, a modo de despedida de la Alhambra. Ese barrio tiene duende; un duende que hace que la melancolía se apoderé de ti y te hace suspirar: "Un no me quiero ir" y seguidamente "Volveré".

Antes de bajar de vuelta al hotel para prepararnos para la cena, nos tomamos nuestro primer té en una bella tetería, aprovechando para descansar y charlar sobre lo acontecido en el día ¡qué no había sido poco!


No tardamos en ponernos en camino y finalizar el día en "el Realejo", el barrio de la tapas, de las cañas y del buen ambiente. El relax se apoderó de nosotras y la sensación de plenitud también.


miércoles, 21 de enero de 2015

Viaje a Granada (II) - #LiaAndCheivisenGraná

Continuemos la aventura, al igual que dijo Fray Luis de León de vuelta a las aulas en la Universidad de Salamanca: "como decíamos ayer:"

Al ver la estatua de Isabel "La Católica" y Colón, los traumas que habíamos sufrido en el bus que nos trasladó del aeropuerto a la ciudad se nos disiparon: Liacice creo que no sé volvió a acordar del autobusero y su perfecto inglés y yo pude archivar en la memoria esas deportivas "super mega-fashion" doradas (¡No me quiero ni acordar!). Después de contemplar unos minutos el paseo, preguntamos a una de las azafatas del autobús turístico donde se encontraba el hotel y cual fue nuestra grata sorpresa que no estaba a más de cinco minutos de donde nos habíamos bajado. ¡Íbamos a ingerir algo, por fin! Eran las cuatro de la tarde, así que sin mucha dilación y casi sin batería en nuestros móviles, aligeramos la entrada en el hotel, tal era el hambre y las ganas de decir ¡por fin! que hicimos caso omiso a nuestro restaurante, "Los Manueles", donde ya algunos andaban con la copa y las palmas y nos fuimos al "Restaurante Carmela".




Cada una pidió un plato de "flamenquines", que aunque de origen cordobés, en Granada también los hay, ¡vaya si los hay! , y una ensalada para compartir y cual fue nuestra sorpresa que allí no te ponen uno o dos, ¡no! te llenan "la vajilla", así que nos tomamos nuestro tiempo en degustar esos manjares, mientras nuestros vecinos de abajo se hacían numerosos arrumacos y daban rienda suelta a su recién estrenado amor. 


Los enamorados de Granada "piensan y no piensan bien piensan que nadie los mira y todo el mundo los ve".
L'amour tiene estas cosas cuando le das rienda suelta puedes ser mencionado en un blog personal, que es lo que ha pasado. En fin... a lo nuestro, que me evado y ¡No!Dadas las horas de llegada y de avituallamiento, después de observar a las gentes de la ciudad mientras comíamos, nos organizamos para poder disfrutarla al máximo y esa tarde decidimos dedicarla a pasear Granada y descubrir rincones. La temperatura era muy agradable y aunque amenazaba lluvia pudimos cumplir con lo programado, así que plano en mano y móviles a tope nos dispusimos a andar.
Nuestra primera parada por sorpresa fue en el Corral del Carbón que fue construido en el XIV por Yusuf I en plena época nazarí, es la alhondiga mejor conservada que existe. Os dejo dos fotos, una de la puerta y otra del interior para que entendáis por qué a partir de ese momento hacíamos todo lo posible para que nuestros párpados se mantuvieran siempre hacia arriba.


foto tomada de http://www.granadadirect.com
Foto tomada de http://www.viajero-turismo.com/2013/07/el-corral-del-carbon-en-granada.html


Seguimos nuestro tranquilo paseo y los pies nos llevaron a la Plaza del Carmen

,

la plaza de todos los granadinos, que resulta señorial y acogedora. Es donde se encuentra el Ayuntamiento y un gran escudo de la ciudad de Granada da la bienvenida al turista, que desde que pone los pies en ella se siente bien hallado por la amabilidad y simpatía que destilan sus gentes.


Continuamos dirección catedral pero de nuevo nos detuvimos a observar la plaza Bib - Rambla, los vestigios nazaríes volvían a interponerse ante nuestros ojos, es donde se concentra una gran parte comercial y un gran número de cafeterías y restaurantes que no pasan desapercibidos para el turista, como tampoco se le escapará de su campo de visión las diferentes casetas de flores y así llegamos ante "La Catedral", de estilo renacentista, pero con cimientos góticos, la fachada construida con forma de arco de triunfo y su moderada escalinata son las que hacen comprender al viandante donde se haya y es en ese momento donde efectivamente empieza a tomar vida aquel verso, que nos encontramos inscrito en azulejos y acristalado en el edificio de nuestra izquierda según contemplamos la fachada principal.

 "Dale limosna mujer
que no hay en la vida nada
 como la pena de ser ciego en Granada"

La armonía es la primera sensación que el turista tiene al acceder al interior, su belleza, grandiosidad y luminosidad le hacen sentarse para contemplarla silenciosamente, perdiéndose en el tiempo y queriéndose llevar cada detalle en su cámara fotográfica. El reloj parecía  haberse detenido alli dentro pero debíamos continuar, los días de los que disponíamos no eran muchos y el ansía por recorrer, visitar, disfrutar iba en proporción inversa a nuestro tiempo, así que sin mayor  dilación, nos dispusimos a buscar la entrada de la "Capilla Real" donde están enterrados Los Reyes Católicos, Juana "La Loca", Felipe  "El Hermoso" y "El príncipe Miguel" , de lo que aconteció mientras encontramos el acceso a ella y su posterior visita es digno de otra entrada. 


¡No os lo perdáis!







domingo, 18 de enero de 2015

Viaje a Granada, por alusiones (I) - #LiaAndCheivisenGraná

Pues mira tú por donde, cuando menos imaginaba yo que ésta entrada fuera a salir a la luz y cuando más claro tenía que estaba destinada a quedarse en el baúl de "Debería haber hecho y no hice"... va una seguidora de Twitter y me menciona junto a @liacice, provocando un remordimiento de conciencia con este resultado.

¿Cómo empezó todo? Pues a ver... empezar, empezar lleva años empezado porque a mis taitantos no conocía Granada y..ya se sabe ... "Dale limosna mujer, que no hay nada como la pena de ser ciego en Granada" (Doy fe). Vamos que ganas había y muchas, tantas... que ahora me he quedado sin el run-run del "tengo que ir.." Luego va TVE1 y nos planta como serie del año Isabel y claro no se olvida de la Reconquista y yo que presuponía que no iba haber vacaciones (no me equivocaba) voy y despierto mi run-run y una que es tuitera pues allá que va: "¿Quien se viene a Granada?"  y ¡pum!, la mi @liacice que también se lanza: "Yo, yo..", pobre...se pensaba que iba de farol cómo cuando me da por decir que tengo que ir a "Dubai" o "Malta" pero no..esta vez sola o acompañada, YO me iba a Granada, ¡vamos que me iba! (Que visitar esa ciudad tan bella, no lo retrasaba más ¡qué no!)

@liacice se lanzó a la piscina y yo pues a lo largo del verano fui ganando terreno...que si hoy miro los hoteles, que si mañana cómo podríamos ir...porque todo hay que decirlo está a una "tiradita" de Castilla ¿eh?, vamos a tal "tiradita" que no me hubiera extrañado que la Reina Isabel hubiera resucitado en su último viaje porque tiempo tuvo...Bueno, a lo nuestro que me disperso..y así pues llegamos a un acuerdo de fechas y me puse manos a la obra, reservando en "Hotel Monjas del Carmen", que por cierto, ¡vaya buen tino! (céntrico, buen servicio, limpio...) y llegó la fecha y allá que nos plantamos, no sin antes tener nuestras aventuras viajeras que son las que dan salsa a la "vie".

Siete de la mañana suena el despertador, es el puente del "Pilar", no quieres madrugar pero...Granada nos espera, así que con ojos legañosos y sin muchas ganas de conversación nos vemos en la Estación de Tren (primer medio de transporte que usamos) Pocos minutos después, ya despejadas por el chu -cu - chu decidimos que todo esto había que tuitearlo y ella fue la creadora de #LiaAndCheivisenGraná, porque nosotras otra cosa no, pero si algo nos caracteriza es la tecnología, la nube .. que al fin y al cabo es lo que nos ha unido, al haber participado en muchos proyectos de nuestra biblioteca, que nos tiene de conejitos de India, hoy nos dicen que nos abramos twitter, mañana que usemos una plataforma de lectura..y ahí vamos las dos..¡de cabeza! Total que de esos lodos, estos yodos.

Llegada a la "City" media hora después, tiempo justo para despejarse, taxi y rumbo estación de autobuses porque en nuestra Capital de Provincia nos han puesto las estaciones de punta a punta; se preocupan por nuestra salud y si pierdes el tren corres y corres para coger el bus y así todo el rato..y ya...¡por fin! nos vemos en el bus express, ese que nos lleva a la "Capital del Reino" y que NO tiene que parar para que nosotras podamos hacer el "checking" pero que en esta ocasión para porque un pasajero se tiene que medicinar, momento en el que yo pongo cara de...
Ésta exactamente:


Yo que iba "Relaxing", que el tiempo estaba calculado al milímetro, que..miro el reloj, hago cuentas, supongo que con el tráfico se retrasa otros diez minutos y ...justo en ese momento mi compañera de andanzas me comunica que una amiga suya que trabaja en el Aeropuerto asegura ante el Tribunal de la Haya si hace falta que si tenemos que parar a hacer el checking y pasar controles no cogemos el aeroplano a la hora estipulada. Pongo cara de: ¡Nooooo! pero...a grandes males, grandes remedios. Yo que no sé que son los códigos QR esos

pero si sé que sirven para pasar controles de aeropuertos rápidamente, y que soy de las que piensan que  "quien no arriesga no gana" y ...que "de perdidas al río"...Total que nos lanzamos a ello, no sin antes unos cuantos ¡ay, no sé! ¿será así? y descargarnos todo lo descargarble incluido lector de QR porque si hay "Chicas TIC" esas somos nosotras.


¡Hum! y...primer control:
-  "Uum, ¡hola! (timidamente) Tenemos código QR" 
- A ver.., pasa
Y...¡zas! no me paran porque he hecho el checking super modernamente, ¡no!, que además era lo previsible pero sí porque olvidé quitarme el reloj. Piiii. Cacheo. En fin..prueba superada. Siguiente. Andar, andar, andar, sube, baja, derecha, andar, andar, gira y....allí si...casi en "Granada" la puerta de embarque, al otro lado, en sentido contrario la zona de restauración. Allá en la más absoluta lejanía. Son ya las 12.30 p.m. y ni un café, ni un snack.. nada de nada de nada. Mirada fija a la pantalla, quedan 45 minutos para embarcar, 30...15, abren, de nuevo cara de ¿seguro que esto de los QR funciona? Cola kilométrica y una azafata libre, allá que vamos las dos: 
- Oye, mira que tenemos...
- ¡Ah! ¿Y estáis haciendo cola? Dejadme el teléfono..pi, pi. Pasad. 
Y...¡Alehop!  Por fin, en el avión:



Pero...aunque la cosa mal, mal no iba, largo se nos empezaba a hacer, debía ser por eso del gusanito que todos tenemos en el estómago que se despierta a determinadas horas y ... yo no veía el momento de meterme una caña y un pincho p'al cuerpo, que yo si me tengo que meter en el papel del tapeo desde que llego al aeropuerto, me meto ¡oiga usted! 

El vuelo salió con retraso al igual que el autobús que nos llevó al centro ciudad, mi compañera de viaje se dedicó a observar, yo en cuanto el avión despegó me senté en las nubes y soñé, casi sin darme cuenta estaba allí en Granada; cierto es que volví a la realidad cuando me deslumbraron unas deportivas doradas fashion indescriptibles de una de las muchas  turistas que estaba recibiendo la ciudad ese puente, aunque por un momento pensé que habíamos aterrizado en el imperio Nipon, porque lo único que veía era japoneses, @liacice me sacó de dudas cuando "la inglesa que lleva dentro" la hizo comentar: 

"El autobusero dice que espik inglis very well, alguien debería decirle que trii pipol es árbol gente y que eso es lo que están entendiendo las japonesitas que han pagado dos billetes y no tres"... 

Pasó un rato y llegamos: ¡ Por fin! La estatua de Isabel y Colón.

Cómo descubrimos la ciudad y la disfrutamos en otra entrada a no tardar, pero por si yo no os he aburrido suficiente no dejeis de visitar el blog de @liacice