miércoles, 9 de julio de 2014

Los muertos no aceptan preguntas - Antonia Romero

Tomo hoy este espacio en el que me gusta esconderme y esconderos para disfrazarme por un momento de reseñadora de libros.

Empecé a ser lectora cuando apenas sabía lo que está afición me iba a aportar, y aunque este blog no está encaminado a ser exclusivamente literario, hoy os traigo la reseña de un libro que os invito a disfrutar. 


"Los muertos no aceptan preguntas" apareció en mi Twitter a finales de junio, y despertó mi atención sin plantearme leerle inmediatamente, sin embargo, casualidad o no, el libro llamó directamente a mi puerta a través de la mano de @almaprendida que es una experta lectora, literata, reseñadora, crítica y ...(que se me nota y además "yo hoy no he venido hablar de mi.. :D :D :D )




imagen tomada de http://antoniaromero.blogspot.com.es


Bien, pues os diré que "Los muertos no aceptan preguntas", está escrito por "Antonía Romero" autora de otras obras como "Peso Cero" o "La tumba Compartida", la cual tuve el gusto de leer a través de la plataforma Nubico y durante unos días imaginariamente estuve en Barcelona, París y Egipto (si ha lugar, no la dejéis en el olvido, os encantará)

"Los muertos no aceptan preguntas" es la obra que Antonia Romero presenta para participar con ella en el primer concurso literario organizado por Amazon, con la colaboración de La esfera de los libros y el diario El Mundo, yo supongo que como  ha reconocido en varias entrevistas, los protagonistas de este libro una vez que tomaron forma no la dejaron vivir hasta que los trasladó a un libro (Normal yo si fuera personaje de novela también querría que me dieran vida.. :P)

Y...quiero seguir suponiendo que la primera en alzar la voz interna fue Nela, ya que es la protagonista. Nela es una traductora que vive en una casa diseñada y decorada por ella en Castelldefels. De su madre, nos enteraremos según avanzamos con la lectura, heredará una vieja fotografía y de su abuela Mamanela el don de hablar con los muertos. La continúa lucha con el pasado que la "impide" mirar el futuro como lo que es, será la base principal del argumento de esta obra, llena de matices, reflexiones y detalles.  La autora según se desarrolla la trama, dejará siempre imaginar al lector y le dará la oportunidad de jugar con los personajes e incluso le incitará a hacer juicios de valor.

Esta temática "espiritista" me produce una sensación de atracción pero a la vez de rechazo. Sin embargo, al venir de Antonia pensé que debía darle una oportunidad y enfrentarme a esa negación, y no me arrepiento, como tampoco lo haréis vosotros si os animáis a leerla.

Nela al verse relativamente sola en las primeras páginas del libro, debió de proponerla que diera voz a Jaime, Laura, Nico, Marta...etc y Antonia, no se negó, componiendo esta historia con tintes "existenciales" relacionados con temas tan actuales que estamos habituados, demasiado, diría yo, a ellos.

La novela es especial toda ella, como ya os he dicho está llena de detalles que hacen que se quedé en tu memoria literaria, por ejemplo su estructura es de las más curiosas que he visto. Está dividida en capítulos, los cuales llevan títulos de películas y una frase o parte de un dialogo de los mismos, es lo que da comienzo a cada uno de ellos. Otro precioso detalle es el regalo que nos hace Antonia sorprendiéndonos con una clase de mitología, así como que no quiere la cosa. ¡Fue sensacional!

Los paisajes elegidos para su desarrollo no pasaran desapercibidos por la descripción que hace de los mismos ni por los lugares elegidos, como tampoco pasarán los edificios en los que Nela y compañía cobran vida, tanto que a poco esfuerzo que haga el lector con su imaginación, tendrá la sensación que está allí acompañándolos en todas y cada una de las situaciones.

Respecto a los personajes he de deciros que unos os cautivarán, a otros deseareis matarlos y Nela.... os quitará el sueño, tanto que desearéis que pasen vuestras obligaciones cotidianas para estar con ella o incluso os molestará que suene el teléfono o el timbre cuando ya os hayáis reunido con ella. Todos ellos están perfectamente definidos y sus personalidades no dejarán indiferentes al lector.

Finalmente comentar, desde el punto de vista literario, que si algo define a Antonia, es cómo maneja la pluma, la sencillez y la ligereza con la que escribe hace que el lector sin quererlo se vea inmerso y atrapado en la historia, comprendiendo perfectamente cada vocablo y cada expresión manejada por la autora. 

Sólo puedo invitaros a que la conozcáis leyendo su obra y no dudéis en contactar con ella a través de las redes (@antoniaromero0) porque contestará cualquier duda o comentario que la dirijáis.

Por cierto, si queréis saber más del libro visitad el blog: Con el alma prendida en los libros, ahí encontraréis una verdadera reseña (sin trampa, ni cartón :P)


Os dejo a modo de regalo unas cuantas frases que he ido marcando según leia:

"La soledad era su más fiel compañera, nunca la abandonaba y con ella se sentía segura".

"Todos sabemos lo que deberíamos hacer, pero pocas veces coincide con lo que hacemos y menos si hay emociones de por medio".

"A veces el saber nos hace libres, otras nos pone cadenas que jamás podremos romper".

"Pensar en la muerte, es restarle tiempo a la vida".

"La curiosidad es un sentimiento muy difícil de controlar".

"La vida es larga y las personas se encargan de hacerla complicada".

"Siempre es mejor tomar decisiones y equivocarse que dejar que otros lo hagan por nosotros".

"El amor no se escoge una vez se te mete en las entrañas no puedes sacarlo de alli".

"...que la vida tiene golpes escondidos que te hacen vulnerables a tus fallos".

"Es difícil comprender el alma humana que puede encontrar consuelo en su propia desgracia"

Sin desperdicio, ¿verdad? ¿Con cuál os quedáis? ¡Contadme!





2 comentarios:

  1. Bueno Marycheivis: leí finalmente este libro, tal y como me recomendaste. Lectura sencilla y que atrapa. Me gusta el relato y la forma de relatar. Gracias por tu recomendación y gracias a @antoniaromero0 que esperemos nos regale más libros omo este.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Edu! Esperemos que Antonia nos traiga muchas más historias como ésta en la que dejar de leer era un suplicio. ;-)

    ResponderEliminar