jueves, 30 de marzo de 2017

Tres minutos de color - Pere Cervantes #YincanaCriminal2017

TÍTULO: Tres minutos de color.

AUTOR: Pere Cervantes.

EDITORIAL: Alrevés.

AÑO: 2017.

PÁGINAS: 352.





Sinopsis (editorial)


Tres minutos de color la estéril lucha contra el tiempo y la muerte cobra un significado muy distinto. 

Coque Brox, el protagonista de la historia, es un inspector de policía de mediana edad, separado, parco en palabras, amante de todo aquello que conserve su esencia y acromatópsico, o lo que es lo mismo, percibe la vida en blanco y negro. Herido de por vida tras sufrir una pérdida irreparable, solo le alienta la lucha por recuperar el cariño de su hija adolescente. En una Barcelona en caída libre, cuyos locales de diseño no logran acallar la apremiante nostalgia de sus habitantes, investigará la violenta desaparición de Palma, amigo y compañero de profesión. Durante el tiempo que duren las pesquisas se las verá y deseará para mantener engañado a un suspicaz comisario que no lo quiere en la investigación, sufrirá los persistentes intentos de suicidio de su exmujer, y conocerá muy de cerca qué es una ECM (experiencia cercana a la muerte). Lejos de las clásicas novelas de procedimiento policial, el inspector Coque Brox se verá obligado a visitar un terreno verdaderamente desconocido para él y para el resto de los mortales. Lo que un descreído como él nunca imaginaría es que hay lugares sobrenaturales que albergan la verdad, aunque el camino que conduce a ellos todavía siga siendo un misterio. Y como dijo Jorge Luís Borges: «Lo sobrenatural, si ocurre dos veces, deja de ser aterrador».

Tres minutos de color explora una cuestión para todos inevitable: ¿qué hay después de la muerte? No es una novela escrita solo para que te guste, sí lo es para que te estremezca, te haga dudar y reflexiones. 

La densidad psicológica de los distintos personajes que la integran servirán de contrapunto a una trama policial hasta la fecha inédita.

¿Quién es Pere Cervantes? 

Pere Cervantes nació en Barcelona en 1971 y se crió a caballo entre Poble- sec y el barrio marinero de la Barceloneta. Tras veinticinco años pateando las calles de este país con una placa en su bolsillo y un arma de fuego en su cintura, afirma disponer de una mirada en modo grabación que le sirve de primera mano para crear sus novelas. En su paso por los Balcanes como miembro de las Naciones Unidas, aprendió que la hostilidad, al margen de etnias y religiones, suele atemperarse con la lectura.
Esta es su tercera novela policíaca, y esperemos que no la última,  después de haber publicado "No nos dejan ser niños" y "La mirada de Chapman" ambas con Ediciones B.


Opinión personal, con cierto toque gastronómico.


Esta semana por motivos temporales para poder cumplir con la Yincana, sale de este escondite otra reseña más, pero no una cualquiera porque aunque la novela es del mismo género del que vengo hablando habitualmente por los motivos que ya conocéis, su autor, Pere Cervantes, nos trae de la mano dos singularidades que la hacen diferente. Por un lado, a partir de la segunda parte, nos acerca a la temática ECM (experiencias cercanas a la muerte) dejándonos entrever y dando esperanza a quien la quiera tomar, que “no todo acaba aquí”. Por el otro, para sorpresa de todos aquellos lectores y asiduos a Twitter tenemos la posibilidad de charlar abiertamente con el principal personaje Coque Brox (@InspectorBrox), que aunque rudo de carácter porque la vida no le ha sonreído en demasía, siempre se presta a nuevas amistades, supongo que con la esperanza de que no le fallen porque la soledad es su fiel compañera, algo que, paradójicamente, el lector no va a sentir mientras tenga el libro de la mano. 

Tres minutos de color es una novela especial, como ya he comentado en las primeras lineas y eso hace que me sea imposible reseñarla con el prototipo que me he marcado.

Y, ¿por qué es especial? Bien, porque es la primera novela que he ganado en esta aventura lectora, la cual estoy disfrutando muchísimo, por tanto sin haber abierto el libro ya gozaba de cierto calor afectivo, si a eso le sumamos otros ingredientes, prepararemos una suculenta receta de lectura, propia de uno de los mejores “gastro-restaurantes”. 

Empecemos con la presentación. Portada de fondo negro y una imagen con un dibujo difuminado de tres figuras apoyados y reflejados en la barra de un bar, aparentemente puede no deciros nada, pero cuando la leáis descubriréis que tiene más sentido del que parece. 

Probamos el plato, conociendo a Coque Brox y a gran parte de los personajes, y a pesar del ritmo propio del género, Pere Cervantes invita a degustarlo con suavidad a través de las numerosas reflexiones que lejos de dejar indiferente, enseñan y fortalecen valores y debilidades humanas que tenemos demasiado presentes hoy día y que apenas damos ya importancia: amistad, honestidad, soledad, falta de esperanza, ausencia de afecto... Nos las vamos a encontrar como si el autor hubiera salteado el plato, a través de nuestros personajes, y digo nuestros porque página a página se van a ir haciendo un hueco en nosotros para hacernos vivir diversas emociones que dejarán un grato recuerdo.

Catado el plato e identificados otros ingredientes como el desordenado piso de Coque, las calles de Barcelona o la taberna de Rodri, el lector va a querer degustarlo en su totalidad, y siguiendo con el símil gastronómico, notará una explosión de sabor inesperada y sorprendente, aderezada con el riesgo que asume Pere Cervantes al atreverse a tratar desde un punto de vista científico las ya mencionadas experiencias cercanas a la muerte, con lo que puede suponer en cuanto aceptación o no del público, pero os aseguro que siendo partidarios o no de esta temática, de este plato gourmet vais a querer repetir, y sino ¡ya me lo diréis!



14 comentarios:

  1. Sin lugar a dudas, el menú no solo es para comensales exquisitos, sino que dan ganas de repetir hasta el día del juicio final, sabiendo que se podrá hacer una buena digestión y prepararse para el siguiente sabiendo que nos espera algo mejor. No obstante, la receta que nos has ofrecido también está a la altura. Cualquiera no sabe presentarla de la misma manera.

    Por otro lado, me alegra que este libro fuese tu bautizo yincanero a efectos sorteriles, porque parece que atinamos con la elección. Espero que los siguientes te gusten tanto como este.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Kayena! En todo esto tenéis bastante que ver las organizadoras y @alamaprendida. Os habéis empeñado en que este escondite cobre vida y ¡lo vais a conseguir!
      Es un libro cargado de enseñanzas y muy aconsejable para los que andan perezosos con la lectura. Coque es un personaje que te da la mano y no te suelta hasta el final y como ya he comentado en la taberna de Rodri se debe de estar genial. Nos leemos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues me ha costado pasar, te pedí tiempo, pero mi lucha contra Kronos empieza a ser endémica y no por ello acabo acostumbrándome a ello. Una vez me he disculpado, por la tardanza quiero decirte que me ha gustado la forma tan original como has enfocado la reseña, no es un libro fácil de opinar, te puede haber gustado o no, pero al exponer los argumentos hay que ser elegante y sobre todo no desvelar asuntillos que mejor descubre el lector a medida que avance. Nos hemos empeñado en que esto cobre vida, y al final tu necesitaras de esto tanto como nosotras.

    Be7ts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Carmina! ¿En qué lío me habéis metido? o ¿me he metido sola? Tienes razón, empieza a ser adictiva. Muchas gracias por comentar y por esconderte un ratito aquí, a pesar de tu falta de tiempo. Un abrazo

      Eliminar
  3. Qué bien te ha quedado la reseña, más ganas aún de leer el libro de las que tenía. Si un libro entretiene y enriquece lo tiene casi todo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isla. Es aconsejable que te acerques a él y lo degustes como un buen menú. No te va a dejar indiferente. Un beso

      Eliminar
  4. No sé si cuando me anime repetiré con el autor. Lo que sí tengo claro es que repetiré por aquí. Me ha gustado mucho tu forma de enfocar las reseñas y hablar de los libros.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Margari. No sabéis lo que anima que os escondáis conmigo y disfrutéis mis reseñas. No dejes de leer Tres minutos de color porque te va a gustar. Un abrazo

      Eliminar
  5. Me ha encantado tu manera de enfocar la reseña. Tuve la suerte de disfrutar de este libro en la lectura simultánea que se hizo por twitter, y tengo seguro que repetiré con el autor; de hecho, ya he comprado "No nos dejan ser niños", aprovechando que estaba en oferta en la Casa del Libro. Tengo pendiente la reseña de "Tres minutos de color", pero caerá seguro, aunque ya veremos cómo afrontarla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias, Loli. Espero tu reseña. Ha sido una lectura simultánea muy disfrutada. Un abrazo

      Eliminar
  6. Un menú de lujo! Soy de las que se aleja de esas temáticas acerca de la muerte y me ha encantado la novela.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marga. Estas novelas enseñan a que uno no se puede negar a probar temáticas diferentes, porque te puedes llevar gratas sorpresas como es este caso. Un beso

      Eliminar
  7. Me encantó la novela. y eso que en principio su temática no me hacía mucha gracia. Besos

    ResponderEliminar
  8. Me tengo que hacer con ella si o si.

    ResponderEliminar