jueves, 15 de junio de 2017

Soy un personaje más #YincanaCriminal2017

Son las siete de la tarde y estoy sentada en el banco donde suele reunirse Ful con los suyos. Se está retrasando aunque sabe que tiene que venir a buscarme porque así lo hemos acordado. Tiene que llevarme a un importante encuentro que hay en la "Taberna de Rodri", conocida ya en Barcelona, aunque no me extrañaría que una vez más se hubiera metido en alguno de sus líos.


Cuando le llamé para pedirle el favor, me dijo que había conocido a una niña muy bonita, que parecía una sirena y que sus rasgos andaluces le habían robado el corazón. Tan embobado está que yo la llamo La Sirena de Gibraltar



Espero que no me deje plantada porque como lo haga me veo cometiendo un asesinato de los de novela negra. Imaginaos, acabo en A Lama con Laura, allí donde Los días iguales de cuando fuimos malas se vuelven interminables. 



Perdonad un momento, que me suena el teléfono móvil, 
¡Ay! ¿Quién será ahora?

- ¿SÍ?
-...
- Torca, sabes que eso en mis manos no está. Si llega a tiempo lo hablaré con él. Su retraso me está poniendo muy nerviosa, te lo aseguro.
- ...
- Sí, tranquilo. Se ha criado en la calle pero no es mal chico. Se lo diré, pero ¿Qué la va hacer? si está muy enamorado. Hablamos en otro momento. ¿Vale?
- (Pípípi...)

¡Ay! De verdad... Estos personajes en cuanto se ven protegidos por un blog se toman muchas licencias, hasta el punto de convertirse en reales. Tengo que preguntar a @AnaKayena, @detintaenvena y @almaprendida si a ellas las pasa lo mismo, si es que llegamos ¡claro! Yo a Ful me lo cargo, ¡vamos que me lo cargo!

(Media hora más tarde) 

- ¡Jobar, Ful! ¡Ya era hora! No vamos a llegar al encuentro con los yincaneros y demás personajes. Ahora iremos volando, nos parará la policía y verás... ¡Qué niño, este!

- Bueno, relaja Marycheivis. No te pongas así, me haces sentir mal. Ana, la "Tramel" nos puede solucionar lo de la multa por velocidad, jajaja... y yo a un amigo no le dejo tirado así como así. Ya lo sabes. ¡Sube! que echamos a volar. 

- Ja, ja, ja ¿Te ríes? ¡Mira! el teléfono otra vez... Es Coque Brox, ¿Cómo le explico el retraso, Ful? ¿Cómo?
- ¡Sencillo! Dile que te ha llamado la inspectora Ana, su colega, que era importante, necesitaba que le pasaras datos y que no has podido ponerte en carretera antes.
- Ful, sabe que voy contigo...
- ¡Joder! dile que No soy un monstruo.
- Sí claro, ¡YA! pues méritos para que me crea no es que hagas, colega...

- Dime Coque 
-  ...
- No tardamos, No. Escucha, ya sabes que voy con Ful, que va conduciendo. Dime ¿han llegado los demás? 
- ...
- Que, ¿qué demás? Los demás. Ana, Concha, la otra Ana, Torca, los tuyos...
- ...
No, no, esto no es mi imaginación. Que no Coque. El de Tres minutos de color, eres tú, perdona, ¡no yo! Te digo que lo he vivido. Sabré yo si he estado o no con vosotros cuatro meses. ¡Cuatro!
- ...
- ¡Vaya! Te lo diré. No te pongas así, no me vas a convencer. A ver si me vas a negar que lo que ha pasado en Londres con la muerte en directo han sido pesadillas en Círculos concéntricos...
- ...
- Mira, déjalo. Si nos vamos a ver en un rato en la taberna de Rodri, con @AnaKayena, @detintaenvena, @almaprendida y el resto de partipantes de la #YincanaCriminal2017 y ahí me darás la razón. Bien sabes que no es una alucinación. Allí, le preguntaré a alguno de los que estén si saben si Ana volverá a defender algún caso indefendible, o a ella misma, puede que incluso se haya animado a ir. Por cierto, antes de que nos liemos con las cañas, recuérdame que te pase el contacto de Torca, se que haréis buenas migas.
- ...
- Que no es mi imaginación. Te pones muy cabezota. No sigas, que no me vas a convencer. Por cierto, ¿sabes que he decidido hacerme espía? Lo del Asesino del acantilado fue ¡alucinante!. Seré... una espía bohemia y soñadora que escucha jazz en el escondite donde hace los informes que alimentan su imaginación...
-...
- ¡Vale! Nos vemos ahora ¡Sí! En la taberna de Rodri, allí empezó todo junto a @almaprendida ¡cómo no! Buscad en el cuaderno y no encontraréis. 



Gracias por leer y por dar vida a este escondite que estaba abandonado.



(Esta entrada es un relato homenaje que he querido realizar en agradecimiento a los buenos momentos vividos en la Yincana Criminal 2017, tutelada por Ana Kayena y Carmina, más conocida por @detintaenvena. Me he tomado la licencia de volver dar vida a los personajes creados por autores como Inma Lopez Silva, Pere Cervantes, Manuel Ríos San Martín, Rafa Melero, Carme Chaparro, Antonio Manzanera, Roberto Santiago y que se han quedado en mí con las historias que hemos disfrutado en el tiempo que ha durado la Yincana Criminal 2017. Os invito a conocerlos y a que disfrutéis de sus novelas tanto como lo hecho yo)  







martes, 6 de junio de 2017

No soy un monstruo - Carme Chaparro #YincanaCriminal2017


TÍTULO: No soy un monstruo.
AUTOR: Carmen Chaparro.

EDITORIAL: Espasa.
AÑO: 2017.
PÁGINAS: 331.

Premio Primavera de Novela 2017.








Sinopsis (editorial).


Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.


Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Porque lo que hace Carme Chaparro en No soy un monstruo, su primera novela, es llevar al límite a sus personajes y a sus lectores. Y ni ellos ni nosotros saldremos indemnes de esta prueba. Compruébenlo.

¿Quién es Carme Chaparro?


Dice wikipedia que es Salmantina, como la que suscribe y que es Licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (1996).
Comenzó su carrera profesional como redactora de los programas de TV3, Ciutadans (premio Ondas), Generació X y Les coses com són, ahora se dedica a escribir en blogs en yahoo. Realizó reportajes para el suplemento dominical de La Vanguardia. Fue redactora de los servicios informativos de la Cadena Ser en Tarragona y después redactora jefa de la revista Zona Alta. Directora y presentadora del programa 39 punts de vida de BTV. Directora y conductora del magacín de fin de semana De nou a nou en Ràdio L'Hospitalet.
A partir de enero de 1997 pasó a la redacción de Informativos Telecinco en Cataluña. Un año después, en 1998, se convirtió en presentadora y editora de Informativos Telecinco Cataluña, en horario matinal y mediodía. Presentó programas especiales como los electorales y otros grandes acontecimientos y fue moderadora de los debates de política en las elecciones autonómicas.
Desde septiembre de 2001 presentó Informativos Telecinco 14:30 y, a partir de septiembre de 2004, se convirtió en la presentadora y coeditora de Informativos Telecinco Fin de Semana. También ha sido conductora de programas especiales como los dedicados a la muerte de Juan Pablo II, los atentados del 11-M y el de T4 de Barajas, el Gran Premio de Fórmula 1 de Montmeló, la Boda real entre Felipe de Borbón y Letizia Ortiz y especiales electorales.
Desde el 9 de enero de 2017, tras 12 años en Informativos Telecinco Fin de Semana, pasa a presentar Noticias Cuatro, de lunes a viernes, sustituyendo a Marta Fernández.
Además, es miembro del Club de las 25, colaboradora en la revista Yo Dona, tertuliana de Punto Radio, colaboradora de la revista Mujer Hoy y "coach" de cursos para portavoces empresariales.
En 2017 obtiene el Premio Primavera de Novela por No soy un monstruo, su primer libro.

Opinión personal.

Cuando una se enfrenta a una reseña de un libro tan comentado y da un repaso por la red para ver que se ha dicho de él, suele pensar, por un momento: "poco más puedo añadir", y más teniendo en cuenta que las opiniones vertidas tienden a una unanimidad prácticamente generalizada sobre la grata sorpresa que nos ha dado Carme Chaparro con su primera novela, y es que, aunque no es mi caso, porque los que me leéis habitualmente sabéis que hace tiempo hice hueco a los autores noveles, siempre hay cierto recelo a las primeras novelas, y no menos cierto es, que los autores conocidos por otras profesiones como es el caso de la autora, son cuestionados de inicio. Si a eso le añadimos un premio, que no siempre es bien acogido por lectores asiduos o empedernidos, parecía que iban a darse todos los ingredientes para que fuera prejuzgada, pero quien lo haya hecho se ha equivocado de lleno porque Carme Chaparro nos trae una historia que, como bien dice la sinopsis, es trepidante. 
Sin considerarme  una experta en crítica literaria, me atrevería a decir que mediante una prosa sencilla y un ritmo ligero crea una trama perfecta que incluso puede herir la sensibilidad de aquellos lectores que sean capaces de empatizar plenamente con los personajes que nos presenta. Dos destacan sobre los demás: Ana e Inés. Ambas son amigas. Ana es inspectora de policía e Inés es periodista. Ellas son la base de la historia pero sin Nicolás, Pablo, Joan, Nori, y los demás secundarios, los primarios se quedan prácticamente sin vida, sin nada que contarnos. Todos ellos absorberán al lector y le harán sentir mucho; en más de una ocasión, incluso le dejarán frío. 
No soy un monstruo, es una novela que al versar sobre la desaparición de menores, va a resultar difícil de digerir porque los niños son seres vulnerables y su sufrimiento cala, queramos o no, pero es que además Carme Chaparro juega con el realismo utilizando detalles sumamente actuales, con los que convivimos a diario, lo que al lector le resultara cercano y hará que se sumerja en ella de pleno y ese será el momento que la autora aprovechará para jugar con él, haciéndole creer que todo va a ser demasiado previsible. ¡Cuán equivocado estará! Más solo se dará cuenta de su craso error cuando lea el capítulo final. 
A lo expuesto anteriormente, solo me queda añadir que detrás de esta novela hay un gran trabajo documental que no puede quedar en el olvido, donde narra perfectamente el ámbito y trabajo policial y periodístico. 
Si tuviera que hacer un símil, sin duda sería torero pues Carmen Chaparro y No soy un monstruo han entrado en este mundo a base de naturales y salen por la puerta grande.